Crisis de la industria argentina del calzado. AN Digital

Share via emailShare on Facebook+1Share on Twitter

En los últimos años, la industria argentina se encuentra atravesando una importante crisis. Particularmente en el primer trimestre de 2014, según datos de la consultora de Orlando Ferreres, se registró una caída de la actividad del 1% en relación al mismo período del año anterior; y en el mes de marzo, el sector fabril sufrió una contracción del 4,8%.

De acuerdo a especialistas en el tema, estos resultados se explican en parte por la falta de insumos industriales producto de las restricciones a las importaciones y por los efectos de la devaluación del pasado mes de enero.

En este contexto, en el partido de Las Flores, cientos de trabajadores de la fábrica de zapatillas GGM están sufriendo las consecuencias directas de este crítico escenario. Como resultado de intempestivas restricciones comerciales impuestas por la Secretaría de Comercio de la Nación a la importación de insumos básicos para la producción y la retención de importaciones en la aduana, la firma se encuentra paralizada y sus condiciones comerciales se deterioran, lo que deriva en un complicado conflicto laboral en esa importante zona productiva de la provincia de Buenos Aires.

Alrededor de 700 trabajadores se verán obligados a tomar vacaciones anticipadas y comenzarán a sufrir disminuciones en sus ingresos; y en caso de no mediar solución alguna en el mediano y corto plazo, muchos de ellos podrían perder sus puestos de trabajo.

Por este motivo, y por la preocupación que genera la profundización por parte del gobierno nacional de estas políticas desacertadas en lo que refiere a la producción industrial, he decidido presentar en el Congreso, con el acompañamiento de distintos bloques de la oposición, un pedido de informe para que el Poder Ejecutivo brinde información pormenorizada sobre la situación de la industria del calzado en cuanto a las restricciones a la importación de insumos y políticas a seguir en caso de persistir la problemática actual.

Resulta ineludible que se establezcan pautas claras y transparentes y que se brinde información concreta sobre los requisitos y procedimientos formales, a fines de que las importaciones de insumos para la producción sean autorizadas en tiempo y forma. De este modo, se evitarían todo tipo de arbitrariedades, que hoy provocan serios perjuicios a la industria nacional.-

(*) Diputado Nacional. Presidente del Bloque Fe.