Cumbre anoche anti-Kirchner con Duhalde y De la Sota.

Share via emailShare on Facebook+1Share on Twitter

Como en un ataque de artillería concertada, Eduardo Duhalde y José Manuel de la Sota cargaron con fuerza extrema contra el gobierno Kirchner. Lo acusaron de confrontar con un sector como el campo, que ayudó al país a salir de la crisis de 2001. El ex presidente se reunió por la mañana con el ex gobernador en la Capital Federal y después viajó a Mar del Plata. Allí se rodeó de peronistas opositores como Luis Barrionuevo, Miguel Toma, Francisco de Narváez y Julio César Aráoz, entre otros. Rechazó la acusación de golpistas que lanzó Cristina de Kirchner a las entidades que se oponen a las retenciones móviles: «Golpistas hemos sido los peronistas, ¿o qué eran los guerrilleros?». Acusó a esos insurgentes de su partido de preparar el terreno para una dictadura militar.

 Eduardo Duhalde rechazó anoche la acusación de golpistas que hace el gobierno a los dirigentes agrarios que se oponen a las retenciones móviles a las exportaciones de granos. En un acto de su sello «Movimiento Productivo Argentino» (MPA, un foro de conferencias que esconde un partido político informal) elogió la actuación, en la crisis de 2001, de las cuatro entidades que llevan adelante un paro de 100 días. «Ayudaron a salvar el país; sólo tengo agradecimiento para ellos», afirmó. También dijo que el proyecto que ha enviado el gobierno al Congreso para atornillar las retenciones móviles no solucionará la crisis en la que se ha embarcado el gobierno.

 

Cuando decía eso, Duhalde estaba rodeado de un seleccionado del peronismo opositor al gobierno Kirchner. Entre ellos, estaban los diputados Luis Barrionuevo, Francisco de Narváez y Jorge Sarghini, los ex legisladores Daniel Basile, Julio César Aráoz, Carlos Brown y Miguel Angel Toma y su esposa Chiche González. El acto contó con una asistencia de casi mil personas y se realizó en el Hotel Costa Galana Con ellos participó anoche de una cena con sindicalistas en la sede del gremio de los gastronómicos locales.

 

A la hora cuando decía esto José Manuel de la Sota también lanzó consignas en favor del campo en una misa que fue parte del cierre de campaña para las elecciones a intendente de Río Cuarto del próximo domingo. El ex gobernador desayunó ayer a la mañana en el domicilio de Duhalde en Lomas de Zamora. En esa cita acordaron subir el tono de sus pronunciamientos público de crítica al gobierno de Cristina de Kirchner y, como suelen prometerse los dirigentes, «caminar» todos los distritos del país con el objeto de reunir todo el espectro del peronismo opositor.

 

 Comprometidos

 

El escenario que los dos comparten es que si los disidentes del justicialismo no desmarcan de la gestión del actual gobierno, quedarán comprometidos con un fracaso. Creen, además, que la crisis del kirchnerismo debe encontrarlos a suficiente distancia de un desastre. «No quiero que al justicialismo le pase lo que le pasó al radicalismo, que entró en crisis terminal por el fracaso de su gobierno», insistió De la Sota en ese desayuno.

 

En su discurso de anoche en Mar del Plata, Duhalde ironizó sobre las acusaciones oficiales al campo: «Decir que el campo es golpista es una pavada. El golpe a ‘Isabel’ no lo dieron las entidades del campo, señora presidenta. En verdad, fueron más responsables entonces la Triple A y los guerrilleros», afirmó.

 

Sobre el proyecto enviado al Congreso, agregó: «Le pido a la Presidenta que hable con sus legisladores para que el Congreso encuentre otra solución a los problemas de fondo que parece tener el gobierno».

 

«Me enoja que hoy se ataque a los sectores productivos del país», dijo en ese marco Duhalde y agregó: «Hablar hoy con las categorías de hace treinta años es una estupidez. Por eso, quiero homenajear a la gente del campo». De todos modos, Duhalde advirtió que «en momentos de crisis, debemos ser doblemente responsables, porque el pato de la boda suele pagarlo el pueblo».

 

Duhalde elogió a las entidades del agro, pero puntualizó acerca de la Sociedad Rural: «No son oligarcas, son entidades que se han modernizado, se han tecnificado, que cumplen un importante rol social», afirmó mirandohacia De Narvánez, que además de diputado es concesionario del predio de esa entidad en el barrio de Palermo.

 

Como adelantó este diario, Duhalde tenía pensado hacer ayer en Mar del Plata un pronunciamiento fuerte que adelanta una candidatura a legislador para el año que viene. La especulación del ex presidente es que el sector que se está juntado en torno del peronismo opositor puede disputarle poder el año que viene al PJ formal en las elecciones en la provincia de Buenos Aires. Para ese proyecto, la presencia del eje Macri-De Narváez es central para capturar las voluntades de dirigentes de toda la provincia que quedaron lastimados en la elección del año pasado que buscarán nueva querencia con un kirchnerismo que ya se prepara para derrotas en los grandes distritos como Capital Federal, Córdoba, Santa Fe e incluso en Entre Ríos y Mendoza.

 

http://www.ambitoweb.com/diario/edicionimpresa/noticia.asp?id=404160