De la Sota le pegó a Kirchner y se abrazó con Duhalde.

Share via emailShare on Facebook+1Share on Twitter

Por Santiago Fioriti

 Nadie podrá saber si en algún pasaje del discurso Eduardo Duhalde recordó anoche que ese hombre que hablaba con tono de candidato también soñaba con ser presidente en 2003, en aquella campaña en la que él, como presidente, movió el tablero político para beneficiar a Néstor Kirchner. Lo que sí se sabe es que ya no parecen quedar rencores y, una obviedad, que ahora ambos están en el mismo camino: no quieren ni oír hablar del ex presidente y preparan una movida para oponerse a su conducción en el PJ.

 

“No estamos dispuestos a que nadie estrelle al justicialismo, a que lo lleven a la confrontación permanente. El justicialismo no tiene dueño. No aceptamos un partido con pensamiento único, con componentes estalinistas”, dijo el ex gobernador de Córdoba. Duhalde, en el búnker llamado Movimiento Productivo Argentino -por donde ya pasaron otras figuras del PJ anti K- lo oía en primera fila y no abandonaba nunca el gesto adusto.

 

Duhalde dijo que era “un honor” recibir a De la Sota y lo abrazó dos veces. El disertante lo llamó “amigo”. Los dos muestran el mismo disgusto con la presidencia de Cristina Fernández y culpan a Kirchner por el conflicto con el campo. “Es incomprensible que un impuestazo haya desatado un conflicto de más de cien días”, dijo el cordobés.

 

De la Sota aprovechó una pregunta para focalizar en los senadores que tratan el proyecto de retenciones. “Les pido que hablen con sus pueblos (antes de votar) y les pregunten qué piensan. Esta legislación es muy importante”.

 

A su amigo Lula, el presidente de Brasil, De la Sota lo calificó como “el mejor de América latina” y le pidió al matrimonio Kirchner que siga su ejemplo: “A la inflación de alimentos se la combate con más producción, no falseando los datos del INDEC. Hay que priorizar la producción”.

 

En los pasajes que el ex gobernador citó a Kirchner y lo relacionó con su presidencia en el PJ, desde la platea se oyó “los montoneros no son peronistas”, pero esas voces fueron calladas rápidamente.

 

En la sala había un amplio abanico de dirigentes: el diputado Jorge Sarghini, ex candidato a gobernador en la boleta de Roberto Lavagna; el ex menemista Miguel Angel Toma; el ex embajador en Estados Unidos, Eduardo Amadeo; el macrista Cristian Ritondo y el presidente de la UCeDé, Jorge Pereyra de Olazábal.

 

 

EUFORICOS. JOSE DE LA SOTA Y EDUARDO DUHALDE, AYER, EN EL ENCUENTRO.

 

http://www.clarin.com/diario/2008/07/09/elpais/p-00701.htm