Denuncian que se importó fuel oil cuando en el país sobra

Share via emailShare on Facebook+1Share on Twitter

Las polémicas operaciones comerciales con Venezuela, que están bajo la lupa de la Justicia por los presuntos pagos de coimas que involucran a funcionarios kirchneristas y empresarios locales, sumaron un nuevo cuestionamiento que apunta a las compras directas de combustibles que el Gobierno concretó con la petrolera PDVSA.

Por medio de una carta al titular de la secretaría de Energía, los ex titulares del área reclamaron al Gobierno que aporte todos los datos de las compras de fuel oil y que explique por qué se sigue importando ese combustible que tiene una producción local más que suficiente y con saldos exportables.

Si bien las adquisiciones de fuel oil a PDVSA ya habían sido motivo de críticas el año pasado, ahora el tema vuelve a tomar fuerza por el rumbo que ha tomado la investigación judicial sobre las supuestas maniobras de corrupción que se dieron en los negocios del “intercambio compensado” entre Argentina y Venezuela.

Bajo la forma de una “solicitud de información”, los ex secretarios de Energía Alieto Guadagni, Jorge Lapeña, Roberto Echarte, Raúl Olocco, Julio César Aráoz, Daniel Montamat, Emilo Apud y Enrique Devoto volvieron a poner sobre el tapete tres aspectos clave de la polémica importación: la calidad del combustible, los precios pagados y la forma de contratación.

Entre los aspectos más críticos, los ex funcionarios destacaron que en abril de 2008 Energía modificó las normas ambientales para permitir el ingreso del combustible de PDVSA que tiene más niveles de azufre y es más contaminante que el fuel oil local que se envia al exterior y que cumple con los máximos parámetros de calidad.

Tras destacar que las compras se hicieron en forma directa y sin realizar un proceso abierto y competitivo de proveedores, la nota de los ex secretarios advirtió que en 2007 el país sufrió un quebranto económico de US$ 36,3 millones por exportar fuel oil a razón de US$ 355 la tn. e importar de Venezuela a US$ 392 la tn.

Las compras externas de fuel oil se dispararon a partir de 2004 por la falta de gas que afectaba a las usinas. En ese momento, Néstor Kirchner y Hugo Chavez acordaron un suministro directo que tuvo como protagonistas a la venezolana PDVSA y del lado argentino, a la secretaría de Energía, la estatal ENARSA y CAMMESA.

Por su parte, el diputado nacional, Eduardo Amadeo (Peronismo Federal) también cuestionó las operaciones con PDVSA y con un pedido de informes le reclamó al Gobierno que aclare que si en este caso actuaron intermediarios y si -tal como sucedió con las maquinarias agrícolas- se pagaron comisiones por el fuel oil que ingresó al país.

Para ver la nota completa en el diario Clarín hacer click aquí