Para la oposición, Kirchner usó al PJ y agravó la crisis política.

Share via emailShare on Facebook+1Share on Twitter

El nuevo paro del campo / Reacciones opositoras y en los mercados

Para la oposición, Kirchner usó al PJ y agravó la crisis política

Acusó al ex presidente de “dividir a los argentinos” y defendió a los ruralistas

La oposición respondió anoche con dureza el comunicado del PJ que acusó a los ruralistas de “agoreros” y de “golpistas” y que respaldó la acción del Gobierno. Diversos líderes opositores dijeron que ese texto “agravó” la crisis política y responsabilizaron por ello al ex presidente y actual líder del partido, Néstor Kirchner.

“Kirchner declaró la guerra divisionista; asumió el mando”, dijo la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Y defendió a los productores: “La respuesta del campo fue la más moderada posible. Vienen tiempos difíciles, que hay que asumir con serenidad, fortaleza y sin violencia”.

El diputado nacional de Pro Federico Pinedo (Capital) también acusó al ex presidente: “Es doloroso e irresponsable hacer tanto daño a los argentinos por una bravata de Kirchner. El comunicado del PJ apela a la mentira cuando habla de golpistas. Y la reacción del campo fue prudente y moderada”.

Otra vez, la acusación de “golpista” produjo controversias en la dirigencia. La UCR le pidió al PJ que fuera a la Justicia si tenía pruebas. “La irresponsabilidad de gobernadores obsecuentes o de un ex presidente hegemónico no puede dañar el futuro de un pueblo”, sostuvo en un comunicado.

El ex presidente Eduardo Duhalde, antes de conocer el comunicado del PJ y el nuevo paro agropecuario, también habló del tema. “Se acabaron los golpes de Estado porque recuperamos la democracia para siempre”, sostuvo ayer en una conferencia en la sede del Movimiento Productivo Argentino. Además, dijo ser optimista respecto de la crisis: “La situación es mejor que la de antes. Estamos a las puertas de que se resuelva”. Unos minutos después se profundizó el conflicto.

Críticas de Piña

A primera hora del día, el que se adelantó a los hechos había sido el obispo emérito de Puerto Iguazú, Joaquín Piña: “Hay preocupación de los argentinos. Existe un conflicto que se está prolongando demasiado. No hay señales de acuerdos entre el oficialismo y las entidades agrarias y la cosa se pone peor. Ello perjudica al conjunto de la sociedad”, se quejó en declaraciones a medios radiales. Luego criticó a la administración kirchnerista: “La gente está muy mal, cada vez peor, pero el Gobierno parece negarse a enfrentar la realidad”.

Más tarde, Silvia Ausburger, presidenta del bloque de diputados socialistas, también sumó sus cuestionamientos. “El Gobierno impula la confrontación. Si quieren resolver el conflicto, son ellos quienes deben impulsar el diálogo”.

El diputado nacional Francisco de Narváez fue otro de los que acusaron a Kirchner: “No debe usar al PJ para dividir a los argentinos”, dijo.

Vilma Ripoll, de MST-Nueva Izquierda, afirmó que el Gobierno es como “un bombero loco porque pretende apagar el fuego echando nafta”. Y Pino Solanas, de Proyecto Sur, calificó de “inadmisible” que todavía “se siga pensando el conflicto como un partido entre buenos y malos”.

Un partido para los radicales K

El vicepresidente Julio Cobos y el resto de los radicales K buscarán formar un partido propio para integrar la Concertación junto al kirchnerismo, luego de sus intentos infructuosos de quedarse con la conducción de la UCR. El tema se discutirá el próximo lunes en una reunión a la que convocaron a los gobernadores radicales de Corrientes, Santiago del Estero, Catamarca y Río Negro. “Formamos parte de un proyecto nacional que debe ser sostenido también desde nuestro partido”, sintetizó el funcionario de Cancillería Horacio Quiroga, vocero del sector.

http://www.lanacion.com.ar/edicionimpresa/politica/nota.asp?nota_id=1016302