Problemas sociales de las Economías Regionales.

Share via emailShare on Facebook+1Share on Twitter

Por Gerardo Vallejos,  Presidente Federación de Cooperativas Agrícolas de Misiones.

En muchos lugares del mundo hoy día los pobres se vuelven más pobres, mientras los ricos se vuelven más ricos. En este contexto los procedimientos establecidos para la ayuda y planificación del desarrollo parecen ser incapaces de vencer esta tendencia.  En realidad a menudo parecen promover esta ayuda, aunque siempre es mas fácil auxiliar a aquellos que pueden ayudarse a si mismos, que a aquellos que carecen de todo. Estas son las consecuencias de una mala política, son el resultado de una exclusión en la política económica de una región o país.

¿Cual es la situación típica de los pobres en los países denominados en vías de desarrollo? Sus oportunidades de trabajo se encuentran restringidas, no pueden encontrar una salida que permita detener el grado de miseria en que se encuentran. Cuando encuentran un trabajo, su productividad es extremadamente baja y por consiguiente el pago que reciben es de subsistencia. En los países en vía de desarrollo algunos tienen tierra, parcelas muy pequeñas, muchos no tienen, y tampoco tienen perspectiva de obtenerla. Por lo tanto no hayan esperanza en las áreas rurales, emigrando hacia las grandes ciudades. Se establecen en estas ciudades donde también falta el trabajo, solo que las posibilidades de poder obtener uno, parecerían ser mayores, ya que en los pueblos o regiones no hay posibilidad alguna.

En los hechos, un gran número de personas no trabaja o lo hace solo intermitentemente, y por lo tanto son pobres y desprovistos de todo, y a menudo lo suficientemente desesperados como para dejar el pueblo en busca de alguna oportunidad que pueda darse en la gran ciudad. El desempleo rural produce la migración masiva a las ciudades conduciendo a un ritmo de crecimiento urbano tal, que se vuelve insoportable para los recursos de las más ricas sociedades. Así el desempleo rural termina transformándose en desempleo urbano.

Por otro lado tenemos que tener en cuenta algo que es muy importante, estamos destruyendo una clase media que es el motor del consumo, y la que debería sostener a la clase rica. Por ello es necesario que por lo menos una parte importante del esfuerzo por el desarrollo se direccione a la creación de una estructura agro-industrial en áreas rurales con pequeñas poblaciones. Para un hombre pobre la posibilidad de trabajar es la más grande de todas las necesidades e inclusive un trabajo pobremente pagado e improductivo es mejor que nada. El trabajo entonces deberia ser el objetivo basico de toda planificacion economica. Sin ella, el drenaje de gente hacia los grandes centros urbanos no podrá ser detenido.

El P.B.N. es el índice oficial utilizado para evaluar la prosperidad, ya que este mide el grado de actividad. En realidad mide solo ésto, no el bienestar o prosperidad de una región. Por otro lado, el ingreso que produce esta mayor actividad económica, se derrama en forma heterogénea a distintas regiones y esto produce una inequidad en la distribución del ingreso que, a su vez, provoca este estado de situación.

En el Mundo hay claros ejemplos: Italia entre las regiones del Norte y del Sur. Gran Bretaña con el crecimiento del PBI y el aumento de la marginalidad. Francia, en los últimos 20 años el PBN creció en el orden del 80%, y en este mismo período, el desempleo pasó de 420 mil a 5 millones. Lo mismo ocurre con EEUU, situación que obliga a su gobierno a reconsiderar su política económica.

La solución provendrá, promoviendo que las distintas regiones que expulsan gente logren contenerlas, y asi desde allí, gestar el cambio económico necesario para el despegue y crecimiento de cada región.