Reapareció Duhalde, con el productivismo como bandera.

Share via emailShare on Facebook+1Share on Twitter

El Cronista, viernes 28 de diciembre de 2007 – Pág. 9

ANUNCIÓ UN PLAN DE INSTALACIÓN DE LA TEMÁTICA

Por ÁNGEL CORAGGIO

  

“Una cosa es el crecimiento y otra es el desarrollo”, suspiró Eduardo Duhalde. El ex presidente acababa de re-presentar al Movimiento Productivo Argentino (MPA), en remozadas oficinas de la zona del Congreso, y de prometer una reaparición pública, de tinte académico y con un tema de su especialidad, el productivismo.

Acompañado por Carlos Brown, su ex ministro de la Producción, Duhalde aseguró que en marzo “se lanza el primer curso de formación de dirigentes para una Argentina productiva”. Primero en esa sede porteña y luego en gira por las provincias.

Duhalde es el presidente honorario del MPA, he ahí un cargo. Aunque, de inmediato, el ex gobernador bonaerense pone la misión en manos de Brown, quien es el titular ejecutivo de la entidad “sin fines de lucro”.

Es lo que se dijo al presentar el curso, que no será arancelado, y estará abierto a “dirigentes de organizaciones del sector productivo, públicas y privadas económicas, sindicales y sociales, jóvenes empresarios, estudiantes y graduados de carreras universitarias con orientación productivista”. Es lo que se lee en un texto redactado para la ocasión, donde la palabra producción y sus derivadas resaltan claramente.

Para decepción de los periodistas, Duhalde no arremete contra los Kirchner, ni contra Néstor ni contra Cristina. Más aún, se regocija de que constituyen la continuidad del modelo implementado desde la caída de Fernando de la Rúa, en 2001. “Por primera vez en la historia hay cuatro presidentes justicialistas consecutivos con la misma orientación productivista”, glosa Duhalde a Adolfo Rodríguez Saá, él mismo, Néstor y Cristina. Cada uno con sus particularidades, se preocupó en aclarar. Y su duración.

No piensa, aún hoy, lo mismo de Carlos Menem: “lo único que aplicó de mi plan de capitalismo productivista fue en la campaña de 1989, cuando prometió la ‘revolución productiva’. Después se olvidó”. Leve sonrisa.

El enojo de Duhalde en estos días pasa con los intendentes: “son los que tienen que resolver los problemas de pobreza y exclusión que tienen en sus territorios, y la verdad que no les calienta…”, dijo gráficamente. “Es una dirigencia… incapaz”, se controló, antes de repetir un autocrítico concepto empleado alguna vez, antes de la hecatombe de 2001.

Es que el antecesor de Kirchner dice querer terminar con “los guetos de pobreza” que permanecen en la Argentina más allá de la recuperación económica. Volvió a postular un ingreso universal, como en el Brasil de Lula, y acorde a la línea de indigencia. Por lo que habría que actualizar los 150 pesos de los planes tipos Jefas y Jefes, que reivindicó. “Acá hay recuerdos de la equidad, por eso es más difícil olvidar”, dijo, paradójicamente horas antes de que Cristina visitara La Cava, con un discurso semejante.

En persona, Duhalde se encargará de exponer en el MPA sobre renta básica de inclusión social, renta laboral, renta básica universal y derecho del ciudadano a la tierra para la vivienda. “El desarrollo no es un producto casual y crecer no es desarrollarse”, convino Duhalde. En sus cercanías prometían “algo de ruido” una vez lanzado a la cancha el MPA. Y nada de meterse con el PJ, juran.

 

http://www.cronista.com/notas/121842-reaparecio-duhalde-el-productivismo-como-bandera